martes, 22 de diciembre de 2015

El debut internacional de Mauricio Macri.


El 21 de diciembre de 2015 el presidente Mau (según Susana Gimenez) debutó como máximo representante argentino en la 49° Cumbre de Jefes y Jefas de Estado del Mercosur, celebrada en Asunción (Paraguay), donde asistieron los mandatarios de Paraguay (Horacio Cartes), Michelle Bachelet (Chile), Evo Morales (Bolivia), Tabaré Vázquez (Uruguay) y Dilma Rousseff (Brasil) más la canciller venezolana Delcy Rodríguez (en nombre del presidente Nicolás Maduro).

Allí, leyendo un discurso (no de corrido), Macri consiguió su objetivo de no pasar inadvertido: virando 180° la política exterior argentina de los últimos 12 años, el presidente puso énfasis en la Alianza del Pacífico, agradeció el apoyo por Malvinas y pidió la liberación de lo que considera "presos políticos" en Venezuela.

Esto provocó una dura respuesta de la canciller venezolana que, si bien fue contundente, perdió valor por la inexactitud de sus acusaciones. Delcy Rodríguez mostró fotos de AFP que prueban la criminalidad de los detenidos y dejó claro que "usted está haciendo injerencismo sobre los asuntos de Venezuela", pero luego tomó la renombrada editorial de La Nación del 10 de diciembre 2015 como fuente de críticas.

Por exclusivo asesoramiento de su entorno, Mauricio Macri no respondió a las inexactitudes ni al resto de la alocución venezolana. Su cometido ya había sido logrado: llamar la atención y mostrarse fiel y voluntario súbdito de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario