miércoles, 23 de diciembre de 2015

Apartan al camarista Freiler de la causa Papel Prensa.


El camarista federal fue apartado de la causa que investiga si hubo delitos de lesa humanidad en el proceso de venta de acciones de esa empresa durante la última dictadura cívico militar.

Decidido a imponer rápida y fugazmente las reglas de juego favorables al grupo económico mediático que hizo posible su llegada al poder, a sólo 12 días de asumido, el gobierno del empresario Mauricio Macri comunicó la intervención del AFSCA (ente autárquico) y el apartamiento del camarista Eduardo Freiler de la causa Papel Prensa.

La decisión, tomada hoy (23.12.2015) en vísperas de Navidad, cae una semana después del intento de poner por decreto al abogado de Clarín, Carlos Rosencrantz, como miembro de la Corte Suprema de Justicia y del intenso bastardeo mediático a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que aún Clarín no cumple gracias a las cautelares interpuestas en el mismo poder judicial.

La decisión de remover a Eduardo Freiler fue tomada por sus pares de la Cámara Federal porteña Eduardo Farah y Martin Irurzun, con la disidencia de Jorge Ballestero y la oposición de las querellas en la causa, al hacer lugar a un planteo de recusación de los abogados de los imputados Héctor Magnetto (Grupo Clarín) y Bartolomé Mitre (La Nación).

La sala I de la Cámara integrada por Freiler interviene como instancia de apelación, es decir de revisión, de las decisiones que tome en el caso el juez federal de primera instancia Julián Ercolini.

Freiler fue recusado por los imputados de Clarín y La Nacion luego de firmar en disidencia y mostrarse a favor de citar a declaración indagatoria en la causa a todos los involucrados, incluida la directora de Clarín Ernestina Herrera de Noble.

Los llamados a indagatoria habían sido rechazados por Ercolini y su decisión fue confirmada por la Cámara con el voto disidente de Freiler en julio pasado (2015).


La defensa de los imputados pidió además su apartamiento por declaraciones suyas hechas vía telefónica a periodistas del diario La Nación para una nota, en las cuales habría demostrado "enemistad manifiesta" hacia los medios implicados en el caso.

"Entendemos que el temor de parcialidad en los recusantes se halla suficientemente acreditado y conduce a que el apartamiento solicitado tenga favorable acogida", resolvieron en el voto mayoritario los camaristas Farah e Irurzun.

Para ambos quedó evidenciado "el temor de una posible animosidad de su parte, conformando signos objetivos idóneos para generar dudas razonables que cimenten la desconfianza acerca de su imparcialidad en el caso".

Por el contrario el camarista Ballestero votó en minoría por rechazar la recusación al entender que no se advierte "un supuesto de prejuzgamiento" en el voto de Freiler y que sus consideraciones fueron vertidas en el marco de un fallo "donde se discutía la existencia de motivos de sospecha" sobre los imputados.

En la causa por Papel Prensa se investiga la supuesta venta a precio vil del paquete accionario de la empresa fabricante de papel para diarios a un consorcio de medios de comunicación, Clarín, La Nacion y La Prensa, por parte de la familia Graiver.

Según la denuncia, ésto se habría hecho bajo presiones y luego de secuestros y torturas sufridos por integrantes de la familia en la última dictadura cívico militar.

Queda así claro que el éxito político de Clarín -es decir, el triunfo de Macri- tiene ahora correlato casi automático en el plato judicial.

Crédito fotografía: enorsai.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario